Negligencia médica: elementos a tener en cuenta - Torroba & Asociados
405
post-template-default,single,single-post,postid-405,single-format-standard,bridge-core-2.0.5,qode-listing-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Negligencia médica: elementos a tener en cuenta

El artículo 43 de la Constitución Española establece el derecho fundamental a la protección de la salud. Lo mismo hace el artículo 25 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La asistencia sanitaria es una práctica tan necesaria como arriesgada. Los profesionales sanitarios que se hacen cargo de la difícil tarea de la recuperación del paciente debe respetar unas reglas y protocolos. No obstante, todos somos humanos, y la práctica sanitaria no está exenta de errores que se materializan en daños para el paciente.

Asistencia médica

La asistencia médica puede dividirse en tres fases, que son:

  • Evaluación y análisis: se explora al paciente y se le realizan una serie de pruebas indicadas para cada tipo de sospecha.
  • Diagnóstico o juicio clínico: el profesional sanitario, a la vista de los resultados obtenidos en las pruebas, diagnostica al paciente una determinada patología o enfermedad.
  • Tratamiento: el diagnóstico determinará el tipo de tratamiento, que puede ser médico, rehabilitador, quirúrgico o farmacológico. Según haya, o no, estabilización de las lesiones sufridas, podemos distinguir tratamiento curativo o paliativo.

En cualquiera de estas fases puede producirse una negligencia médica. La reclamación por negligencia médica debe tener en cuenta el respeto a los protocolos establecidos. Es lo que se conoce como lex artis.

Lex artis y negligencia médica

En la mayoría de casos, para reclamar una negligencia médica debemos acreditar una infracción de la lex artis ad hoc. Es el criterio que determina cumplimiento de las técnicas y protocolos establecidos en atención a las circunstancias de cada caso. Depende de varios factores:

  1. Daño sufrido a consecuencia de una actuación médica: para poder reclamar por una negligencia médica, debe existir un daño que reclamar.
  2. Antecedentes y particularidades de cada paciente: Los antecedentes personales y familiares inciden muy importantemente en las indicaciones y contraindicaciones. Ello determinará los tratamientos o actuaciones a realizar.
  3. Diagnóstico concreto: el juicio clínico determina la aplicación de unos u otros protocolos de actuación, además de otra serie de elementos esenciales para saber qué y como reclamar.
  4. Protocolos de actuación: la falta d respeto a los protocolos establecidos determinará la infracción de la lex artis y, con ello, la responsabilidad del profesional.
  5. Consentimiento libre e informado: el derecho a decidir acerca de lo que afecte a su salud es un derecho fundamental de todo paciente. Esta decisión debe adoptarse sobre una base de información suficiente.
  6. Evolución del estado de la ciencia: el desarrollo técnico en el ámbito sanitario puede determinar las posibilidades de conocer la peligrosidad o el riesgo de determinados tratamientos.

Cómo saber si se ha sufrido una negligencia médica

Es fundamental el asesoramiento por parte de profesionales especialistas. En Torroba&Asociados contamos con abogados especialistas en materia de reclamación por negligencia médica. Si ha sufrido un daño por negligencia médica, nuestros abogados le asesorarán y acompañarán durante todo el proceso.

En determinados casos, deviene esencial un estudio de viabilidad previo realizado por peritos especialistas. Colaboramos con los mejores gabinetes periciales, que abarcan todas las especialidades sanitarias.

La primera consulta es gratuita, infórmate sin compromiso.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Abrir WhatsApps
1
Hola,
¿En que podemos ayudarle?